Jesús García Aíz

  • DESAFÍOS POR ASUMIR EN LA EVANGELIZACIÓN (I)

    La ética moderna, y más aún la postmoderna, rechazan frontalmente toda relación y diálogo con la fe y la moral cristiana, porque consideran que éstas son contrarias a la libertad individual, es decir, al derecho que tiene todo ser humano de determinar por sí mismo lo que es justo y lo que es bueno. En esta perspectiva subjetivista y relativista, Dios aparece como rival del hombre, como una entidad contraria a su propia libertad. Ahora bien, en una justa perspectiva, la moral cristiana no sólo no atenta contra la libertad fundamental de todos los seres humanos, sino que la fundamenta y la hace realmente posible porque la dota de seriedad y responsabilidad. La ética cristiana, en efecto, recuerda a los planteamientos y actitudes éticas contemporáneas que no pueden separarse de la búsqueda de la verdad, y que, por consiguiente, no…

    Leer más »
  • PLANTEAMIENTOS Y ACTITUDES EN LA EVANGELIZACIÓN (II)

    Como ya tuvimos ocasión de reflexionar, la Iglesia actual acepta plenamente los dos desafíos lanzados por la modernidad y la postmodernidad, el desafío del progreso y de la libertad. La Iglesia reconoce favorablemente los innumerables aspectos positivos de nuestra cultura moderna y postmoderna y reconoce su justa autonomía para desarrollarse libremente, sin la tutela ni del Estado ni de la misma Iglesia. En esta perspectiva de diálogo fecundo con nuestra cultura contemporánea, la Iglesia ha recuperado y ha puesto al día lo mejor de su tradición, y ha reconocido su incidencia en muchos aspectos que caracterizan a la sociedad de hoy día. Pensemos, por ejemplo, en los valores que están plenamente vigentes, como el amor, las relaciones interpersonales, la solidaridad, la comunidad y la justicia, la verdad y la autenticidad, la necesidad consciente de compartir la responsabilidad, los derechos humanos…

    Leer más »
  • PLANTEAMIENTOS Y ACTITUDES EN LA EVANGELIZACIÓN (I)

    No puede haber una auténtica inculturación de la fe si no reconocemos y aceptamos nuestro pasado cultural cristiano. Este pasado nos ha legado un conjunto de instituciones, tradiciones, costumbres y obras artísticas sin las cuales no seríamos hoy lo que somos, es decir, no tendríamos una identidad propia y específica. Una mirada atenta a todo nuestro patrimonio cultural nos revela el enorme vigor y la influencia creativa de la fe cristiana en todos los ámbitos de la vida nacional y local Desde las catedrales hasta las pequeñas iglesias, desde las costumbres hasta la cocina, desde las tradiciones hasta las formas de pensar y de sentir, todo ha sido «sazonado» e «iluminado» por el cristianismo. No ser consciente de ello, o no darle la debida importancia, nos convierte en miopes de la historia, en cómplices del totalitarismo de la modernidad, para…

    Leer más »
  • PELIGROS POR EVITAR EN LA EVANGELIZACIÓN

    La reducción de la fe a simple elemento de la cultura tradicional o moderna tiene lugar cuando las diferentes acciones de los cristianos se diluyen en lo puramente trascendente o en lo puramente inmanente. Es decir, cuando los cristianos se dedican solamente a celebrar a Dios y pierden de vista al ser humano real, o cuando se dedican tanto al compromiso por la humanidad que pierden de vista a Dios. Este peligro acecha tanto a la práctica tradicional de la fe como a la práctica progresista de la misma fe. En efecto, mientras las prácticas tradicionales se disuelven en fiesta y arte, las prácticas más progresistas se diluyen en lo político o en lo ideológico. Estas mantienen un revestimiento cristiano de sus opciones fundamentales, pero en realidad, el Evangelio ha dejado de ser para ellas un punto de referencia configurador…

    Leer más »
  • PLANTEAMIENTOS Y ACTITUDES EN LA EVANGELIZACIÓN (II)

    La nueva evangelización no sólo se dirige a la cultura dominante, sino que amplía su campo de acción a aquellas culturas o elementos culturales tradicionalmente cristianos que han sido afectados también por la fuerza expansiva secularista de la cultura dominante. Antes, con frecuencia nos tranquilizábamos al constatar el elevado número de niños que reciben el sacramento del bautismo o la primera comunión; el elevado número de celebraciones del sacramento del matrimonio; las multitudinarias concentraciones en torno a las procesiones de Semana Santa o las multitudinarias romerías a los santuarios marianos y la vitalidad de las fiestas patronales de nuestros pueblos y ciudades. Pero una mayor atención a todos estos elementos nos descubre que tras ellos se levanta una separación radical entre los asuntos de la fe y los asuntos de la vida. El grave peligro que afecta a muchos cristianos…

    Leer más »
  • PLANTEAMIENTOS Y ACTITUDES EN LA EVANGELIZACIÓN (I)

    Los cristianos no podemos permanecer indiferentes ante el panorama que hemos trazado en reflexiones anteriores y que podemos resumir diciendo que, desde todas las instancias culturales contemporáneas, dominadas por una ideologización de la modernidad, se pretende instaurar la no-fe como la única forma de pensar y de planificar la realidad. El grave problema de fondo que encontramos tras el mantenimiento de la ruptura de relaciones con la fe por parte de la cultura dominante no sólo afecta al cristianismo, sino que incide muy negativamente en la misma cultura. Lo que hoy está en juego es el ser humano y su futuro. No es sólo un aspecto de la vida humana lo que corre peligro, sino que es el mismo hombre el que está amenazado en su propia humanidad. Así el futuro del hombre se nos presenta lleno de angustia. Triunfan…

    Leer más »
  • ESCUELA, INSTITUTO Y UNIVERSIDAD

    En estos tres ámbitos se mantiene una clara separación entre la fe y la cultura dominante. La actitud más característica es la indiferencia. Pero en muchas ocasiones la indiferencia cede el paso a la hostilidad y a la crítica ridiculizadora contra el cristianismo. No podemos olvidar que la casi totalidad de los profesores y profesoras que ejercen actualmente la docencia fueron educados en las universidades de los años 80 y 90, en las que el dogma fundamental era el ateísmo (o en el mejor de los casos, el agnosticismo) y la oposición a todas las instituciones tradicionales, entre las que se encuentra la Iglesia. A la influencia poderosa de los medios de comunicación y la ausencia de testimonio cristiano en la familia, se une además la actitud hipercrítica del profesorado ante los asuntos religiosos y morales. No resulta entonces extraño…

    Leer más »
  • LA VOLUBILIDAD DEL CUARTO PODER

    La actitud predominante de los medios de comunicación españoles con relación a la fe católica es claramente ideológica. Si son de derechas, mantienen una defensa de lo que consideran tradicional y rechazan cualquier cambio o novedad. Si son de izquierdas, permiten la expresión de los católicos heterodoxos, pero arremeten contra la jerarquía y contra toda manifestación confesante católica. Si son liberales, comparten elementos de las dos tendencias anteriores. Posiblemente más que en cualquier otro país de Europa, existe entre la clase política española un cierto temor a reconocer a la Iglesia como una institución religiosa claramente dedicada al servicio de los pueblos. Reticencia y desconfianza parecen ser las actitudes que definen las relaciones políticas con la fe y con la Iglesia. En la actualidad, la razón parece demostrar cualquier cosa y su contrario. La gente se habitúa a pensar que…

    Leer más »
  • IDEOLOGIZACIÓN POLÍTICA DE LA FE CRISTIANA

    Aunque la Iglesia Católica no considera a ningún partido político del espectro democrático el representante oficial de su pensamiento sobre los asuntos socioeconómicos y políticos, existe todavía la tendencia, en muchas capas de población española, a situar a la Iglesia en un sector afín a la derecha. A veces es posible que los creyentes seamos responsables de esta ubicación, por nuestro discurso y nuestra acción. En este sentido, habría que tratar de manifestar más intensamente que la Iglesia considera igualmente valiosos a todos los representantes políticos democráticamente elegidos. Pero en otras muchas ocasiones, el problema no reside en la misma Iglesia, sino en la perpetuación de ciertos elementos ideológicos y políticos claramente hostiles a la presencia y acción de la Iglesia en nuestra sociedad. Estos reproducen generalmente la situación del panorama internacional. Normalmente están de espaldas a los asuntos religiosos,…

    Leer más »
  • EFECTOS ACIAGOS DE LA CULTURA DOMINANTE

    España ha sido un país con una cultura fuertemente inspirada por la fe cristiana y católica. La influencia del cristianismo ha penetrado en todos los órdenes de la actividad cultural de los pueblos españoles, y no hay lugar o tradición en los que no aparezca su huella. El lenguaje, las diferentes instituciones eclesiales, el calendario y, sobre todo, las fiestas, especialmente la Navidad y la Semana Santa, pero también las fiestas patronales y las romerías en torno a los santuarios marianos, nos indican que la cultura española sigue siendo predominantemente cristiana. Pero se trata de un espejismo. El problema fundamental que afecta a todos estos elementos cristianos presentes en nuestra sociedad, es que han sido reducidos por la cultura moderna dominante a fenómenos puramente culturales e históricos, vacíos de su significación radicalmente cristiana. Y, por consiguiente, ya no son, en…

    Leer más »
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X