Jesús García Aíz

  • NECESIDAD DE ESPIRITUALIDAD Y RELIGIÓN (I)

    En la sociedad occidental estamos viviendo un doble movimiento sociocultural, a primera vista contradictorio, pero que en realidad es complementario. Efectivamente, por una parte, está creciendo un ambiente de increencia y de crítica a la religión y, por otra parte, y al mismo tiempo, va emergiendo una necesidad de espiritualidad. La increencia y la crítica a la religión se manifiestan en el descenso de la práctica religiosa, aunque alguna tradición religiosa no vive este fenómeno como, por ejemplo, la religión musulmana que todavía no ha recibido el impacto duro de la secularización. Este clima de increencia y de crítica a la religión está generando en mucha gente una división interior, una confusión en la búsqueda del sentido de la vida y, a veces, una pérdida de la paz. En contraposición a este fenómeno descrito, la necesidad de espiritualidad se manifiesta…

    Leer más »
  • PORQUE NOS AMÓ HASTA EL EXTREMO

    La crucifixión formaba parte de la experiencia cotidiana de la gente en el Imperio Romano. Por lo tanto, Jesús sabía muy bien lo que le esperaba y la noche anterior, en Getsemaní, llegó a decir a Pedro, Santiago y Juan: «Mi alma está triste hasta el punto de morir» (Mc 14, 34). Nunca antes había hecho una confidencia tan conmovedora sobre su estado de ánimo. Jesús conoció el suplicio más cruel y horrible que existía. En primer lugar, Pilato ordenó flagelarle. Él sabía además que a eso le seguiría la cruz, que no era solo un instrumento de ejecución sino también un instrumento de tortura refinadamente cruel porque la muerte llegaba después de desgarradores tormentos y una lenta y muy dolorosa agonía. Los condenados, con una tablilla colgada del cuello que indicaba el motivo de la sentencia, eran obligados a…

    Leer más »
  • LA AMBICIÓN DE PODER AMAR

    Vamos a traer a nuestra reflexión dos deseos humanos y su repercusión en la vida de las personas y de la sociedad: la ambición y el poder. Aquí el objetivo no es hacer una síntesis del acto sino reflexionar sobre el poder y la ambición desde una perspectiva cristiana. Ambos términos pueden utilizarse de manera positiva o negativa. La ambición consiste en desear siempre más. Es una huida hacia delante que jamás acaba de conseguir su objetivo de posesión de dinero, de poder y de prestigio. Hay que añadir que lo poco o mucho que va consiguiendo lo suele hacer pisoteando a los demás. El poder, en cambio, es la capacidad creadora del ser humano que lo hace competente en algún ámbito de la vida y, en este sentido, es una fuerza positiva. El problema emerge cuando esta capacidad creadora…

    Leer más »
  • PRESAGIO DE ESPERANZA

    En los tiempos que corren en este nuestro mundo contemporáneo, venimos experimentando una aceleración de las transformaciones sociales donde los seres humanos necesitamos un cambio de actitud básica profunda que nos permita vivir esta aceleración histórica, personal y comunitaria, de una manera positiva, asertiva y relajada. De lo contrario corremos el peligro de sentirnos desbordados por la complejidad y las contradicciones de las circunstancias presentes y acabar decepcionados y sin esperanza de futuro. El primer elemento de este cambio de actitud es el realismo en la observación de los acontecimientos de la vida diaria, la asunción de los nuevos desafíos que nos plantean estos hechos y el reconocimiento y eliminación de todo aquello que ya está superado y finiquitado. Esto no es nada fácil porque los seres humanos tenemos tendencia a conservar nuestras rutinas. Hay muchas rutinas que mantienen plena…

    Leer más »
  • TRANSFORMAR LA DIFICULTAD EN OPORTUNIDAD

    En la vida humana pasamos por situaciones muy diversas. A veces la situación que vivimos es tranquila y en otras ocasiones es tensa y agotadora. En cualquier caso, nadie puede evitar tener que hacer frente a situaciones extremas que nos superan. Y las situaciones extremas son aquellas de las que no podemos escapar, justamente aquí y ahora, y a las que hemos de dar una respuesta concreta que marcará nuestro futuro. La persona de Jesús de Nazaret también pasó por estas situaciones. Las cosas se iban complicando y Jesús el Cristo era bien consciente de que, si continuaba el camino hacia Jerusalén, se irían complicando todavía más y que su vida corría peligro. Sin embargo, si no iba a Jerusalén, renunciaba a su libertad y a la misión que había recibido de Dios Padre. Ante este difícil dilema Jesús subió…

    Leer más »
  • HACIA EL SILENCIO ESPIRITUAL

    La palabra «silencio» es un término que se usa con frecuencia pero que tiene significados muy diversos. El primer significado consiste en el intento de amordazar a los demás para impedir que se expresen con libertad. En este sentido equivale a la imposición autoritaria de algunas personas que se consideran maestras de los demás, o lo que es peor, a la actitud propia de las dictaduras. Hay otro significado del término que es la actitud de las personas que no tienen nada que decir, o que no quieren decir nada. En este caso es el resultado de algún tipo de incomunicación a causa del miedo, de la debilidad del propio pensamiento o de la falta de comprensión de lo que está pasando. También hay un silencio que es consecuencia del aislamiento y el abandono. De hecho, en nuestra sociedad hay…

    Leer más »
  • DESHACER NUDOS

    Todos vivimos el día a día invirtiendo nuestras energías en la vida familiar y la vida profesional, e insertos en lo cotidiano de sus dimensiones económicas, sociales, políticas, religiosas y también en el tiempo dedicado al descanso y al ocio. Sin embargo, esta normalidad con frecuencia está entremezclada con los conflictos y las dificultades. Así, cuando estos conflictos se enquistan, aparece lo que podemos llamar los nudos de la vida, es decir, aquellas tensiones que crean malestar en la vivencia personal. Si observamos nuestra vida interior, vemos que hay nudos generados por nosotros mismos. Pueden ser de origen biológico, mental, emocional, relacional o espiritual. Si no se deshacen a tiempo quedan latentes en nuestro interior de manera permanente y nos duelen ante determinadas situaciones. Por eso nos interesa mucho deshacer los nudos personales. El dolor y el bloqueo que producen…

    Leer más »
  • Photo of POR UN AUTÉNTICO LIDERAZGO

    POR UN AUTÉNTICO LIDERAZGO

    La realidad social actual es percibida por mucha gente, especialmente por los más desprotegidos, con miedo, angustia y una cierta desconfianza en la posibilidad de abrir caminos de futuro. Esta situación tiene muchas causas que sería preciso analizar en su complejidad, pero una de las más notorias apuntaría a la falta de un liderazgo auténtico, a la urgencia de renovar el modelo de liderazgo social a todos los niveles. Una mirada retrospectiva, a fin de preparar el futuro, nos permite constatar que vivimos las consecuencias de algunos liderazgos patológicos (el liderazgo autoritario y dictatorial, el liderazgo corrupto, el liderazgo del despotismo ilustrado y del paternalismo, …). Pero también podemos observar la emergencia de un liderazgo ético y humanista, edificado sobre el fundamento de la autenticidad, y al servicio de la persona y del bien común. Estos líderes tienen en común…

    Leer más »
  • LEY Y DIGNIDAD HUMANA

    Recordemos que el punto de partida de la comunidad cristiana universal fue dramático. Efectivamente, cuando el amor de Dios se encarna en la persona de Jesús de Nazaret, entrando así en la historia hace dos milenios, los dirigentes del Pueblo de la Primera Alianza -que esperaban al salvador del mundo- lo persiguieron con la ley de Moisés (que era la constitución revelada por Dios al Pueblo de Israel), lo condenaron y lo ejecutaron clavándolo en la cruz. Sin embargo, aquel fracaso se transformó en victoria por medio de la resurrección. Esta victoria de la fuerza de la verdad continúa viva dentro de la aventura humana desde el día de Pentecostés hasta hoy. El drama inicial del cristianismo, por tanto, nos plantea una pregunta sobre el sentido de la ley y su relación con la dignidad humana, el bien común de…

    Leer más »
  • DEBILIDAD, LIBERTAD Y EVANGELIO

    El concepto de debilidad tiene mala fama porque, en una sociedad donde imperan la lucha por el poder, el dinero y el culto a la imagen, suele asociarse a personas que quedan al margen del camino por su falta de resistencia frente al conflicto. Podemos añadir que esta connotación negativa del término «debilidad» no solamente se refiere al ámbito individual, sino también al social en cualquiera de sus manifestaciones. Es cierto que hay una debilidad que nace de las carencias básicas de la persona y de la sociedad (necesidades físicas, psíquicas, sociales o espirituales) y que ante estas carencias es preciso reaccionar con firmeza parar poder afrontarlas y superarlas. Sin embargo, también nos hemos de preguntar: ¿Acaso la debilidad es siempre negativa? Si nos referimos al sentido material del término, la debilidad es negativa porque alude a carencias básicas de…

    Leer más »
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X