La Mirada de la FeRamón Bogas Crespo

“QUIEN NO ESTRENA, NO TIENE MANOS”

No sé si será una idealización infantil, pero recuerdo el Domingo de Ramos como uno de los días más luminosos del año. En casa nos enseñaba el abuelo a rizar unas pequeñas palmas, nos levantábamos temprano para ir a la misa en una radiante mañana, y nuestra madre nos preparaba algo para estrenar (aunque fueran unos calcetines). Porque ya sabéis el refrán popular: “Domingo de Ramos, quien no estrena, no tiene manos”.

Me pregunto con ironía: ¿Qué voy a estrenar este año si no tengo donde comprar? ¿Si nadie me verá lo estrenado? Y descubro una de esas lecciones que nos está dando este tiempo de obligada reclusión: ese empecinamiento de vivir hacia afuera, preocupados por el aplauso de los demás se ha quedado en un segundo plano para pasar a tener que “soportarnos” por dentro. Hoy os propongo algunas pistas para poder “estrenar” en este inolvidable Domingo de Ramos… pero en la intimidad de nuestro hogar.

Lo primero que se me ocurre son cosas pequeñas. Empezar con ese libro de la estantería que no tuvimos tiempo de leer, atreverse con esa receta nueva más elaborada que nos propone YouTube, levantar el teléfono y hacer esa llamada pendiente…

También, ya que estamos, podíamos inaugurar nuevas actitudes: la forma con la que le hablo a mi marido, un extra de paciencia con los peques, un cuidado especial (aunque sea telefónico) con el abuelo, con el amigo más perdido.

Dando un paso más, podríamos emprender nuevos caminos interiores: parar y mirarnos por dentro; permitirnos llorar y tener miedo; reír y bailar desinhibidos con el altavoz a todo volumen; atreverme a rezar con los míos sentados en torno a una sencilla vela, y ser capaces de expresar esa fe que nunca nos atrevimos a vivir en casa.

En todo esto, estará el que viene montado en el borrico. El que todo lo transforma y todo lo hace nuevo. El que vino a inaugurar una religión que se dirimía dentro de la intimidad de cada uno, y que nosotros nos hemos empeñado en hacerla superficial y algo folclórica.

Y es que HOY estamos más cerca de esa “vida estrenada”, más cerca de ese Cristo Resucitado, que hace nuevas todas las cosas. Hoy estrenamos un corazón nuevo… más al estilo de tu Reino.

Ramón Bogas Crespo

Párroco de San Luis y director de la oficina de comunicación del obispado de Almería

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X