NoticiasNoticias Obispo

“Si no preparamos hondamente nuestras homilías, repetiremos tópicos y lugares comunes”

Un año más al comenzar la Cuaresma, los sacerdotes de Almería se retiraron al comienzo de este tiempo litúrgico fuerte para meditar y orar juntos como presbiterio diocesano. La convocatoria de la Vicaria episcopal para el Clero se realizaba el pasado lunes, 11 de marzo, a las 11 de la mañana y el encargado de dirigir la plática, el obispo diocesano, Mons.  González Montes.

Después del rezo de la hora intermedia, el obispo repasó la historia y sentido de la Cuaresma en la historia de la Iglesia. Ayuno, Palabra de Dios y conversión fueron las tres palabras claves de su reflexión. Sobre el ayuno, afirmaba el prelado, “es un recordatorio de que no solo de pan vive el hombre y una invitación a compartir nuestros bienes con los más necesitados”. La cuaresma es, fundamentalmente, la meditación de la Palabra de Dios: “nuestras homilías deben de estar hondamente preparadas, porque así evitaremos repetir tópicos y lugares comunes y ayudarán a nuestros feligreses a entender el sentido profundo de la Palabra de Dios”, afirmaba Mons. González Montes.

Sobre la conversión, recordaba el predicador las palabras del papa Francisco de que “el anuncio perdura en toda la acción apostólica del ministro. Necesitamos una y otra vez convertirnos”. Invitaba a todos los presentes a tomar conciencia de que este proceso siempre es inacabado. “La cuaresma nos sacude para que podamos cumplir debidamente aquello para lo que fuimos elegidos antes del seno materno”.

Finalizada la meditación, hubo un tiempo largo de oración ante Jesús Sacramentado y la oportunidad de acercarse al sacramento de la Reconciliación. La comida fraterna puso fin a esta jornada de Retiro cuaresmal.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
X