Comentario Bíblico Ciclo A

  • DOMINGO SANTÍSIMA TRINIDAD

    En la mayoría de las estadísticas, la Biblia aparece como el libro más editado de la historia de la humanidad. Este “libro” admite multitud de descripciones; desde el estudioso que ha consagrado su vida entera a profundizar en su conocimiento y estudio, pasando por la mayoría de los cristianos para quienes es el libro que contiene la Palabra de Dios y que se “escucha” en la celebración de la misa, hasta llegar a quienes es solo un recuerdo de su Primera Comunión. Si a todos ellos se les pidiese que describieran la Biblia de la manera más sencilla que existe, posiblemente dirían que es un libro grande. También coincidirían en afirmar que resumir la Biblia en tres palabras es imposible. Por eso, es especialmente llamativo cómo uno de los autores de la Biblia, lleno de la audacia propia de quien…

    Leer más »
  • PENTECOSTÉS

    En un pasaje muy secundario de la gran novela Guerra y paz, se describe una escena familiar entrañable. El protagonista, Pedro Bezújov, tras un viaje a la ciudad, regresa a la casa de campo donde le espera su familia. A todos les ha traído regalos, pero la más agradecida es su suegra. Su agradecimiento raya casi lo desproporcionado y el mismo Pedro llama la atención sobre ello, máxime cuando la suegra ni siquiera ha abierto el regalo. Aquella mujer, con gran calma le contestó que su gratitud no era por el regalo en sí, sino porque se había acordado de ella. En el fragmento del evangelio de hoy se nos describe uno de esos encuentros que mantuvo Jesús Resucitado con sus discípulos. En este encuentro, los discípulos reciben tres regalos: alegría, paz y la capacidad de perdonar los pecados. Este…

    Leer más »
  • ASCENSIÓN DEL SEÑOR

    La ascensión de Jesús a los cielos que se celebra hoy, es la antesala al punto y final de la celebración de la Pascua. Durante algo más de cuarenta días, hemos rememorado en nuestra mente y corazón, como si de un gran eco se tratase, el momento en que Cristo fue resucitado, venciendo al pecado y la muerte. En la fiesta de la Ascensión recordamos que Jesucristo ya no está sujeto a las limitaciones propias de la condición humana: espacio y tiempo. Esta libertad de Cristo Resucitado respecto de las leyes físicas no supone desentenderse de los que aún estamos sometidos a estas limitaciones. Significa una implicación y cercanía de Jesús con nosotros tan íntima que no podría realizarse si aún estuviese limitado por vivir en un espacio concreto y en un tiempo limitado. La Ascensión nos recuerda que este…

    Leer más »
  • DOMINGO VI DE PASCUA

    Por la complicada situación que estamos viviendo, se ha vuelto habitual una imagen que hasta ahora nos hubiese resultado muy extraña: una persona, embutida en una especie de traje de plástico que “apunta” a otra persona con un aparato, como un mando de televisión antiguo, a la frente. Desde hace siglos, se sabe que la temperatura corporal es un síntoma claro del estado que está atravesando el cuerpo. Sin embargo, no hace tanto tiempo que se pudo medir esa temperatura corporal con exactitud gracias a los termómetros, lo que supuso un avance importante, puesto que sacaba del ámbito de la mera percepción personal el estado de salud de la persona. El fragmento del evangelio de san Juan que la Iglesia nos presenta hoy, comienza y termina con una exhortación rotunda de parte de Jesucristo: amar a Dios significa cumplir sus…

    Leer más »
  • DOMINGO V DE PASCUA

    Uno de los sectores empresariales que más recursos mueve, tanto económicos como intelectuales, es la publicidad. En los últimos años se ha producido una evolución muy interesante en este campo. Si en los primeros tiempos del boom publicitario, nacido con el desarrollo de las televisiones, la publicidad ofrecía una vida mejor para aquellos que adquiriesen un determinado producto, hoy en día, la publicidad vende unas metas menores. Ya no se trata de mejorar la vida, sino de ofertar momentos en los que uno se pueda olvidar de las complicaciones que tiene la vida. Se ha cambiado mejorar por olvidar. En las palabras que Jesús pronuncia en el evangelio de hoy, hay una promesa de futura plenitud para los que creen en él. Sin embargo, esta promesa no puede comprenderse a la manera de un slogan publicitario que sirve para tapar…

    Leer más »
  • DOMINGO IV DE PASCUA

    No es necesario ser un gran sociólogo para intuir que si se realizase una encuesta entre nosotros preguntándonos por alguna cualidad que valoremos especialmente en los demás, una de las respuestas que más aparecerían es: la sinceridad. Esta cualidad se valora porque entendemos que es condición necesaria para poder construir una relación interpersonal; amistad, transacción comercial… Sin embargo, esta exigencia de sinceridad se queda, en la mayoría de las ocasiones, en el ámbito de las ideas, sin que sea una exigencia real en nuestra vida. Por ello, seguimos votando a un político que no ha cumplido con su palabra, volvemos al mismo establecimiento comercial aunque, en alguna ocasión, nos haya vendido un producto que no era todo lo bueno que decía ser, acogemos en nuestro entorno a personas que nos han mentido o no han sido fieles a la confianza…

    Leer más »
  • DOMINGO III DE PASCUA

    Cuando nos miramos al espejo, aunque durante estos días sea mejor no hacerlo demasiado, para pequeñas acciones diarias que forman parte de nuestra rutina, hay veces que nos paramos un momento ante ese reflejo y tomamos conciencia de que ese envoltorio corporal que vemos reflejado no agota nuestro yo. De una manera casi intuitiva, tomamos conciencia que nosotros somos mucho más que nuestra sola corporeidad. La liturgia de la Iglesia nos propone para este tercer domingo de pascua, dentro de un ritmo más sosegado de celebración de la resurrección de Jesús, un texto paradigmático; el encuentro entre Cristo y aquellos discípulos desilusionados que regresan a su pueblo después de haber conocido el aparente fracaso de su Maestro. En este contexto, dice el texto evangélico, que Jesús en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Es posible que…

    Leer más »
  • DOMINGO II DE PASCUA

    Es posible que en muchas ocasiones hayamos contemplado esa escena en la que un niño, bebé, “regomelloso” solo se queda tranquilo cuando su madre lo toma en brazos y lo acurruca contra su pecho. La ciencia busca y da muchas explicaciones; el latido del corazón de la madre, el olor corporal, el ritmo de la mecida… pero, en el fondo, lo que tranquiliza al bebé es la confianza. Es posible que no de una manera refleja, pero sí instintiva, el niño se siente seguro y protegido. Cada segundo domingo del tiempo pascual, leemos el fragmento del evangelio de san Juan en que se nos narra la actitud descreída del apóstol Tomás ante el anuncio de los demás apóstoles de que Cristo ha resucitado y vive para siempre. La respuesta de Tomás es contundente: “si no lo veo, no lo creo”.…

    Leer más »
  • DOMINGO DE RAMOS

    El Domingo de Ramos, en nuestra tradición, está marcado por el bullicio propio de la movilización de los más pequeños de las casas y del ajetreo de la vivencia popular de la fe. Sin embargo, en este día tan señalado, la liturgia de la Iglesia nos propone, como texto evangélico de la celebración de la misa, ni más ni menos que el relato de la Pasión de Jesucristo. Y es que hoy, más allá de de la situación particular que estamos atravesando, comienza la Semana Santa. En todos los relatos de la Pasión hay dos actitudes de Jesús que podemos hacer nuestras para vivir una Semana Santa diferente. La primera de esas actitudes es la humildad. A lo largo de todas las situaciones que vive en esas horas, Jesús parece un “personaje secundario”, es decir, parece que hacen de Él…

    Leer más »
  • DOMINGO V DE CUARESMA

    Es muy normal que, cuando nos vamos aproximando al día en que vamos a iniciar un viaje con el que hemos soñado mucho tiempo, surja una cierta intranquilidad que se traduce en una mayor actividad, atención y vigilancia a los detalles. Así también deberíamos desear esa sana agitación interior, que se convierte en deseo de escucha de la Palabra de Dios y en esperanza de cumplimiento en nosotros, cuando celebramos el quinto domingo de cuaresma. Hoy escuchamos el tercero de los evangelios bautismales; “la resurrección de Lázaro”, aunque esta denominación tradicional no sea adecuada. El mismo evangelista, sin grandes discursos, pero con imágenes llenas de expresividad, nos lo explica. Cuando Jesús llamó de nuevo a la vida a Lázaro, San Juan describe la imagen diciendo: “el muerto salió, los pies y las manos atados con vendas, y la cara envuelta…

    Leer más »
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X