Noticias

VASYL DIAKIV, SACERDOTE UCRANIANO EN ALMERÍA: “Si algo ha hecho la guerra ha sido unirnos más que nunca, entre nosotros, pero también con el Señor”

Entrevistamos al pastor de las comunidades ucranianas católicas de rito bizantino en Almería y Huércal Overa al cumplirse un año de la Guerra de Ucrania

Un año de dolor y sinsentido. ¿Cómo lo estáis viviendo en la comunidad ucraniana de Almería?

Hace un año empezó la invasión total de Rusia contra Ucrania, sin embargo, la guerra empezó hace 9 años, en 2014, con la anexión militar de Crimea y parte del Donbás, que son territorios del estado soberano e independiente de Ucrania. Pero de repente, hace un año, nuestras vidas cambiaron, las vidas dentro de la familia, dentro de la comunidad. Un «sinsentido», como decías, empezó a dar sentido a nuestras vidas, nos ha demostrado hasta qué punto estamos unidos, nos ha enseñado el verdadero valor de la vida y hasta donde estamos dispuestos a luchar por ella, por la vida de nuestros defensores militares, de nuestros médicos y de nuestras familias. No teníamos derecho moral a no reaccionar a lo que estaba pasando. Recuerdo las primeras semanas fueron las más duras. Un agotamiento psicológico por desconocimiento de la situación real en Ucrania, preocupación por los familiares. Un agotamiento físico por organización y recogida de la ayuda humanitaria e interminables manifestaciones en cada ciudad y pueblo, a los que podríamos llegar. La guerra cambia a las personas o, mejor dicho, saca lo mejor lo que cada uno llevamos dentro. Cómo la comunidad ucraniana nos hemos movilizado para orientar nuestra ayuda desde aquí a la Organización de equipos Paramédicos voluntarios «Hospitaliers», los que trabajan en el frente de la guerra para la evacuación de heridos tanto militares como civiles, transportan la ayuda humanitaria necesaria a los puntos más críticos. Ahora todo nuestro esfuerzo está dirigido a ello. La guerra cambia vidas, cambia su propio estilo y sentido dentro de tus obligaciones familiares tienes que encontrar el tiempo y las fuerzas para dar algo más, sacar algo más de ti mismo para ayudar. Si no, cómo voy a ser sincero conmigo mismo y responder a la pregunta: ‘¿Qué estabas haciendo durante la guerra?’ Como hemos dicho antes, no tenemos ningún derecho moral a no hacer nada, ¡tenemos la obligación de ayudar a nuestra amada Ucrania en tiempos difíciles!

La guerra cambia vidas, cambia su propio estilo y sentido dentro de tus obligaciones familiares tienes que encontrar el tiempo y las fuerzas para dar algo más, sacar algo más de ti mismo para ayudar.

Lo cierto es que no hay una forma sencilla de expresar todo lo que ha supuesto este año para nosotros, y lo que sigue suponiendo la guerra día a día. Creo que, aunque lo intentemos poner en palabras, serían insuficientes para expresar todo lo que sentimos y cómo lo vivimos. Es preocupación por que nuestras familias estén a salvo; miedo – cada vez que abrimos las noticias y vemos lo que pasa en nuestro hogar; tristeza – por todos los que se van, y ya no están con nosotros, y mil emociones y sentimientos más que pasan por nuestras cabezas y corazones cada día. Pero, a pesar de todo ello, lo que nunca perderemos será la esperanza, ese rayo de luz que nos asegura que todo irá bien, y que la paz llegará. Es lo que más deseamos, y rezamos por ello.

Sigue la solidaridad desde Almería. ¿Cómo estáis colaborando? ¿Cómo lo seguís haciendo?

Por supuesto. Aunque estemos lejos, sigue siendo el lugar en el que nos criamos, y allá dónde vayamos siempre lo llevaremos con nosotros en nuestros corazones. Y por eso mismo, tratamos de ayudar y colaborar de todas las formas posibles.

Desde la primera semana organizamos el Centro de coordinación parroquial en nuestras parroquias de Almería y Huércal-Overa y desde entonces la actividad no ha parado. Han sido recogido y enviado 10 camiones articulados con ayuda humanitaria. Mayoritariamente alimentos y material médico. Aquí queríamos agradecer a todos los donantes de Almería (Excelentísimo Ayuntamiento de Almería) y de los municipios de la provincia, las parroquias, los colegios e institutos, Hermandades y Asociaciones de Almería también a los que ayudaron con aportaciones económicas y dinero, y han hecho posible los envíos, que es realmente difícil hoy en día.

Desde la primera semana organizamos el Centro de coordinación parroquial en nuestras parroquias de Almería y Huércal-Overa y desde entonces la actividad no ha parado. Han sido recogido y enviado 10 camiones articulados con ayuda humanitaria.

Compramos 4 vehículos de ambulancia para nuestros equipos paramédicos con los materiales necesarios y generadores eléctricos. Seguimos recaudando dinero para más material médico y generadores eléctricos, que son ahora muy necesarios.

Ayudamos a las familias que han llegado desde Ucrania, que tengan aquí un apoyo y se sientan acogidos. Hacemos todo lo posible, porque ante esta situación no podemos ser indiferentes. Gracias a Dios la generosidad del pueblo español, y en concreto del pueblo almeriense, es grande!!! El pueblo ucraniano nunca lo olvidará!

Seguro que marcará la fe de la comunidad en la que celebras. Sigue la comunidad con la esperanza puesta en el Señor?

Sin la Fe no se puede conseguir nada. Y la situación la que estamos viviendo solo la Fe nos ayuda unirnos, levantarnos y seguir luchando. Luchando de diferentes maneras, cada uno en su lugar y haciendo todo lo que pueda, y así gota a gota, paso a paso acercando nuestra Victoria, a la que llegaremos con la ayuda de Nuestro Señor.

Si algo ha hecho la guerra ha sido unirnos más que nunca, entre nosotros, pero también con el Señor. Nos ha reafirmado en su Fe, y confiamos plenamente en Él. Sabemos que es con Él y solo con Él que llegaremos a la victoria y a la paz. En plena tormenta Él es nuestra estabilidad, nuestro rayo de luz y esperanza, la voz que oímos y dice: ‘Todo irá bien, yo estoy con vosotros’, y sabemos que nada más nos hace falta para seguir luchando. Él nos da la fuerza y la vida.

Si algo ha hecho la guerra ha sido unirnos más que nunca, entre nosotros, pero también con el Señor. Nos ha reafirmado en su Fe, y confiamos plenamente en Él. Sabemos que es con Él y solo con Él que llegaremos a la victoria y a la paz.

‘Dios, que haya un mañana, y que haya un amanecer pacífico’ – estamos rezando cada celebración de la Eucaristía en nuestras comunidades. Con ello manifestamos que Dios nos guiará hacia la paz. ¡En Ti confiamos, Señor!

También nos gustaría agradecer nuestro Obispo Don Antonio Gómez Cantero es verdadero Buen Pastor, por su apoyo espiritual, por su oraciones santas por la paz en Ucrania! Y gracias al clero diocesano y a las parroquias que nos han ayudado y nos siguen ayudando a tantos ucranianos y también a los refugiados

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba