Actualidad DiocesanaNoticias

La diócesis de Almería se alegra por la próxima beatificación de los Mártires Dominicos de Almería.

El pasado día 12 de diciembre el Papa Francisco reconocía por Decreto el martirio y autorizaba la beatificación de 27 dominicos españoles, entre los que se encuentran los que dieron su sangre por Cristo en la persecución religiosa de 1936 en la comunidad Dominica que custodiaba, al igual que hoy en día, la Virgen del Mar Patrona de Almería. Se trata del Padre Juan Aguilar Donis y 4 compañeros religiosos, a los que hay que añadir el laico Fructuoso Pérez Márquez. La diócesis de Almería se alegra de que la Iglesia reconozca el martirio en estas tierras de más Martires testigos de la fe.

En los próximos meses, seguiremos informando sobre su próxima beatificación.

Padre Juan Aguilar Donis (Palencia, 1886)

Después de completar sus estudios filosóficos y teológicos en Almagro, fue ordenado sacerdote en 1913 y asignado a varios conventos, incluido el de Almería.

Padre Tomás Morales Morales (Islas Canarias, 1907)

Fue ordenado sacerdote en 1931 y desde 1933 fue profesor de griego y hebreo en Almería.

Padre Fernando Grund Jiménez (Málaga, 1907)

Comenzó sus primeros estudios en la Escuela del Sagrado Corazón de la Compañía de Jesús. Ordenado sacerdote en 1931, unos años más tarde fue enviado a Almería para dedicarse a la predicación en entornos de clase trabajadora.

Fray Fernando de Pablos Fernández (León, 1876)

Era maestro de escuela pública cuando solicitó ingresar a la Orden como hermano laico. Profesó en Almagro en 1904. Fue trasladado a varios lugares, incluido, por último en orden cronológico, Almería, donde fue sacristán.

Fray Luis María Fernández Martínez (Cantabria, 1886)

Ingresó en 1908 en el Colegio de Almagro, donde, ese mismo año, hizo su primera profesión. Misionero en Cuba y México, se mudó a Almería desde 1934.

Fructuoso Pérez Márquez (Almería, 1884)

Asistió al Seminario Diocesano de Almería, pero pronto tuvo que abandonarlo para ayudar económicamente a la familia. Casado en 1911, tuvo cuatro hijos. Fue periodista, editor y editor del periódico La Independencia.

DISTINTAS HISTORIAS DE MARTIRIO CON UN DENOMINADOR COMÚN: DAR LA VIDA POR CRISTO

La persecución religiosa estalló en Almería la noche del 21 de julio de 1936. El Prior instó a sus hermanos a abandonar el convento para buscar refugio en otro lugar. Los asesinatos de los Siervos de Dios tuvieron lugar en diferentes lugares y fechas.

  • Padre Juan Aguilar Donis. Después de abandonar el convento, el Siervo de Dios se refugió en la casa de un benefactor. Los milicianos lo arrestaron el 26 de agosto. Después de ser torturado, en la noche del 2 al 3 de septiembre fue asesinado a tiros en el área de Tabernas.
  • Padre Tomás Morales Morales y Padre Fernando Grund Jiménez. Los Siervos de Dios salieron juntos del convento el 21 de julio, refugiándose por un corto tiempo en las casas de algunos benefactores. Durante la fuga, fueron identificados por carretera y llevados primero a prisión y luego en el barco Astoy Mendi, que había sido utilizado como prisión y donde también estaban recluidos otros religiosos. El 30 de agosto, fueron sacados del barco y, la noche siguiente, asesinados con disparos en el área de Tabernas.
  • Fernando de Pablos Fernández. El Siervo de Dios salió del convento el 21 de julio de 1936. Se refugió en un hotel pero fue identificado y arrestado por los milicianos el 27 de julio. Pasó un mes y medio en cautiverio en el convento de los Adoradores, sufriendo hostigamiento continuo. El 21 de agosto, fue transferido al barco de la prisión Astoy Mendi. Le dispararon en las puertas del cementerio la noche del 10 al 11 de septiembre.
  • Luis María Fernández Martínez. El Siervo de Dios abandonó el convento el 22 de julio de 1936. Fue capturado el 27 de julio. Celebrado en el convento de los Adoradores, más tarde fue trasladado al barco de la prisión Astoy Mendi. Le dispararon la noche del 10 al 11 de septiembre.
  • Fructuoso Pérez Márquez. El 26 de julio de 1936, los milicianos aparecieron en la puerta de la residencia del Siervo de Dios para arrestarlo. Estuvo detenido durante aproximadamente una semana en el convento de los Adoradores, luego fue llevado a la prisión de Segarra. El 15 de agosto fue llevado con otros a la playa de La Garrofa para ser fusilado.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X