NoticiasNoticias Obispo

Cientos de almerienses arroparon a la Patrona en la playa de Torregarcía

El segundo domingo de enero, como manda la tradición, la Virgen del Mar visita la playa que la vio aparecer hace más de 500 años. La jornada comenzó temprano en el Convento de Santo Domingo de Guzmán. A las 08:30h se celebraba la Misa de Romeros, presidida por el Prior Fray José Barrado Barquilla y con la presencia del alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco Monterreal, y varios concejales de su equipo de Gobierno. D. José Luis Cantón participó en el primer acto de la Patrona como presidente de la Gestora nombrada recientemente por el obispo. Junto a él, todas las personas que lo acompañan en esta citada Junta Gestora.

Al concluir la Eucaristía, los horquilleros de la Patrona cogieron a la Madre de los almerienses para sacarla hasta la Plaza Virgen del Mar. La imagen estuvo escoltada durante este trayecto por un grupo de ciclistas y multitud de hermanos y devotos en sus respectivos coches.

A las doce del mediodía, como estaba previsto, arrancó la Santa Misa que ofició un año más el obispo de la ciudad, Mons. González Montes. Multitud de fieles, devotos y hermanos acompañaron a la Madre de Almería en esta Eucaristía. El buen tiempo acompañó para que la romería en honor a la Patrona transcurra con absoluta normalidad.

Tras recibir durante casi cinco horas a cientos de almerienses en el lugar donde apareció hace 517 años, la Patrona fue portada nuevamente por sus horquilleros hasta la plataforma que la llevó hacia el centro neurálgico de la ciudad. El obispo recibió a la imagen en el Seminario Mayor.

Durante el camino de regreso hizo parada en las parroquias de El Alquián, La Cañada, Puche, Los Molinos, Seminario Mayor y la Parroquia de San José Obrero. A las 19:15 horas llegó a la Plaza de San Sebastián para, desde allí, comenzar la procesión a hombros de regreso al Convento de Santo Domingo de Guzmán bajando por Puerta Purchena y Paseo de Almería hacia General Tamayo. Cuando el reloj marcó las 20:30 de la noche, tras el rezo de la Salve, la Madre de la ciudad hizo su entrada nuevamente en el Santuario entre un estruendo de cohetes y aplausos de los fieles y devotos allí congregados.

Adjuntamos la Homilía pronunciada por Mons. González Montes

HOMILÍA EN LA FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X