Comentario Bíblico Ciclo B

  • SOLEMNIDAD DE JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO «Amar es reinar»

    Terminamos este ciclo litúrgico celebrando que Jesucristo es «Rey», y sin embargo la liturgia nos propone una escena donde lo contemplamos revestido de debilidad, acusado ante Pilatos. Esta pobreza y fragilidad, llena de confianza en Dios y de libertad ante el hombre, es la que nos ayuda a entender cuál es la grandeza de su Reinado. Cuando empezó en Galilea su mensaje era que el Reino estaba cerca, que, de una vez por todas, Dios había decidido acercarse a nuestra vida, para hacernos sentir su salvación. El encuentro entre ese Dios misericordioso y la pobreza del hombre se produce en Jesucristo. Por eso, verdaderamente él es el Reino, porque él es Dios mismo salvando al hombre. Y ¿cómo salva nuestro Dios? Para los romanos “rey” era sinónimo de emperador o jefe con todos los honores y poderes. Jesús es rey,…

    Leer más »
  • XXXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «El camino se recorre en función de la meta a la que nos dirigimos»

    Poco a poco nos vamos acercando al final del año litúrgico, el domingo que viene, con la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, lo terminaremos en la espera de un nuevo adviento. Es por ello que el evangelio que leemos este domingo nos lanza la mirada hacia adelante, nos hace contemplar cuál es la meta hacia la que nos dirigimos. Eso sí, el lenguaje que utiliza San Marcos para explicárnoslo, no termina de ser fácil, y puede resultar tan extraño para nosotros, que no profundicemos en el sentido lleno de esperanza que el Señor nos quiere transmitir. Ya sabemos que Jesús había anunciado, con sus palabras y con su vida, la llegada del Reino; Dios que se acerca a nuestras vidas para hacernos experimentar la salvación. No obstante, muchos miran a su alrededor y siguen viendo cansancio, soledad y sufrimiento.…

    Leer más »
  • XXXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «Es mejor la calidad que la cantidad»

    El evangelista San Marcos recurre con cierta frecuencia al arte de los contrastes, y la escena que nos relata el evangelio de hoy es una buena muestra de ello. Por un lado, nos encontramos con los letrados, por otra parte, está el testimonio de una pobre viuda. No se anda Jesús con reparos a la hora de describir la actitud de aquellos escribas, ellos, que debían ser profesionales de la Escritura, son descritos con dos términos que no pueden pasar desapercibidos, a saber, “aparentan” y “se aprovechan”. Me siguen pareciendo tentaciones muy reales hoy; una, la de vivir una fe de escaparate, sin compromiso ni profundidad, basada solo en la comodidad, pero sin una verdadera conversión del corazón. La otra tentación es la de servirnos de Dios para nuestros intereses personales en lugar de servir. Frente a ellos Jesús alaba…

    Leer más »
  • XXXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «A Dios le agradan los que dicen sí y hacen sí»

    «¿Qué mandamiento es el primero de todos?». Esta pregunta, puesta en labios de aquel escriba, es la que desencadena una de las enseñanzas más importantes de todo el evangelio. Es cierto que el término «mandamiento» no es una palabra que hoy goce de gran popularidad, a muchos les crea desazón ya que normalmente identificamos los mandamientos con una orden o precepto, que alguien nos da, y que nos obliga. Lo cierto es que en el Nuevo Testamento nunca tienen este matiz, sino más bien aparecen como una invitación, los mandamientos no son imposiciones, no se ama por decreto, sino por una decisión libre que responde a lo que somos. Visto así, los mandamientos se convierten en un encargo, por parte del Señor, para vivir y anunciar aquello que creemos, y que nos edifican como personas y discípulos. Y, ¿cuál es el…

    Leer más »
  • XXX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «Maestro, que vea otra vez»

    Son muchos los testimonios evangélicos que hablan de cómo el encuentro con Dios es capaz de transformar la vida. Uno de ellos es la curación del ciego Bartimeo que leemos este domingo. Jesús, rechazado por los dirigentes de los judíos, prefiere ir a esa humanidad que se halla “tirada” en las periferias de la vida. Vamos a situarnos en la escena. El Señor y sus discípulos llegan a Jericó, y al borde del camino, esperando de los transeúntes unas pocas monedas que les ayudasen, se encuentran los “desplazados” de aquella sociedad, entre ellos está Bartimeo. Éste sigue sentado junto al camino, con su pobre manto extendido, a la espera de que alguien le deje caer unas monedas.  Entre los gritos, que solo piden limosna, el suyo es diferente. Quieren acallarlo, pero se hace más potente, porque su voz nace de…

    Leer más »
  • XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «¿Ante quién queremos ser importantes?»

    No parece haber conseguido mucho Jesús con su anuncio reiterado de la pasión, ni con sus instrucciones sobre el servicio. Los discípulos no han comprendido aún qué significa «seguir» a Jesús. Tienen la secreta convicción de que, cuando Jesús llegue a Jerusalén, se presentará de una vez por todas como Mesías triunfante. Por eso, cercanos ya a la ciudad santa, Santiago y Juan, dos de sus discípulos más íntimos, caen en el pecado de reclamar recompensa por su seguimiento: «concédenos sentarnos uno a tu derecha y otro a tu izquierda». Los demás apóstoles tampoco es que queden bien parados, se dejan llevar por la indignación contra los dos hermanos. Es esta una página largamente repetida en nuestras relaciones personales y fraternas. A poco que seamos sinceremos, nos reconocemos retratados en aquellos discípulos. Primero en Santiago y Juan persiguiendo nuestros planes…

    Leer más »
  • XXVIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «Algo te falta»

    Un muchacho, honrado e impecable, profundamente religioso y cumplidor se acerca a Jesús con hondo respeto. Su pregunta no es trivial, afecta al núcleo de la fe: «¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?». O, dicho de otro modo, ¿cómo debo vivir para que mi vida sea grata a los ojos de Dios? Jesús contesta apelando a la Ley de Moisés y los mandamientos que se refieren al prójimo. Pero el joven, que es persistente, insiste: «Todo eso lo he cumplido desde joven».  Y el Señor le invita a dar un paso más: «vende lo que tienes y dáselo a los pobres, solo así Dios será tu riqueza, y entonces, sígueme».  Es un evangelio que habla del seguimiento, que como vamos viendo a lo largo de estos domingos, implica identificarse paulatinamente con Jesús, que es pobre. Por eso, podemos…

    Leer más »
  • XXVII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «De los que son como ellos es el Reino de Dios»

    Jesús continua su camino hacia Jerusalén y, a la vez, su instrucción de los discípulos. Los episodios que leeremos los próximos domingos nos van a ir descubriendo cuales son los valores nuevos del Reino. Y hoy nos encontramos con la primera de estas enseñanzas, mejor dicho, con las dos primeras, porque hoy leemos dos episodios distintos, y a la vez íntimamente unidos. Vayamos por partes. En un primer momento nos dice el evangelio que los fariseos preguntan a Jesús acerca del divorcio con la finalidad de probarlo. En aquella época, el divorcio era concedido al hombre con suma facilidad, mientras que la mujer quedaba en un lugar inferior, y esto era un tema de discusión entre las escuelas rabínicas de la época, que dedicaban gran cantidad de su tiempo a especificar los motivos por los que se podía conceder.  Jesús no se…

    Leer más »
  • XXVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «El Exorcista sin credenciales»

    «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y hemos intentado impedírselo porque no anda con nosotros». Estas palabras son con las que los discípulos se dirigen a Jesús en el evangelio de hoy. Una situación que él aprovecha para seguir instruyéndolos. ¿Qué quiere decir eso de echar demonios? Sabemos que Jesús anunció que el Reino de Dios estaba irrumpiendo, esto es, que Dios en persona se estaba acercando al hombre de una manera nueva y radical, para hacerle partícipe de su amistad. Los destinatarios preferentes eran aquellos que en su vida sentían el peso del rechazo, del dolor, la enfermedad o el pecado (los ciegos, los tullidos, los leprosos, los pobres, …). Entre ellos estaban también los endemoniados. Expulsar demonios, entonces, era un signo de que Dios estaba ya actuando en nuestro mundo, que el mal, en…

    Leer más »
  • XXV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO «Servir sin pasar la factura»

    El evangelio que leemos este domingo, al igual que el pasado, continúa siendo una instrucción del Señor a sus discípulos. Por segunda vez les presenta el camino que va a recorrer, «el Hijo del hombre va a ser entregado…». Quien entrega es el Padre. De esa manera, Jesús quiere hacernos entender que la cruz no es la conclusión de una serie de casualidades, ni la consecuencia del fracaso, sino fruto de la fidelidad y de la obediencia al plan de Dios. Es fácil ser fiel cuando todo nos sonríe, pero en la dificultad es donde se calibra cómo es nuestra fidelidad. Es éste, pues, el camino del discípulo; servir en obediencia y fidelidad, hasta incluso hacernos partícipes del destino de Jesús. Pero los discípulos van a otra cosa. Se pone de manifiesto la diferencia entre el pensamiento de Jesús y…

    Leer más »
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X