Comentario Bíblico Ciclo B

  • DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO

    A lo largo de los siglos, han sido muchos los maestros espirituales y santos que han comparado la vida cristiana con un camino que cada uno debe recorrer a su ritmo y de una manera concreta. Este fragmento del evangelio de san Juan nos habla del origen de ese camino, de la manera en que es posible recorrerlo y qué supone para la vida del cristiano. El origen de la vida cristiana es siempre un encuentro personal con Jesucristo. Este encuentro siempre está mediado por un acontecimiento, pero sobre todo, por una persona. De la misma manera que Juan Bautista indicó a sus discípulos Juan y Andrés que Jesús era el «verdadero Cordero que quita el pecado del mundo», también cada cristiano ha sido llevado al encuentro de Cristo por otra persona; abuelos, padres, sacerdotes, catequistas… siempre ha habido alguien…

    Leer más »
  • FIESTA DEL BAUTISMO DE JESÚS

    En español existen palabras homónimas. La homonimia es la cualidad de dos palabras, de distinto origen y significado por evolución histórica, que tienen la misma grafía y pronunciación pero cuyo significado es diferente. Un ejemplo claro es la palabra «vela», que puede significar el cilindro de cera que sirve para alumbrar, la tela que recoge el viento e impulsa el barco o la acción de velar. Esta homonimia se da también, en el contexto cristiano, con la palabra «bautismo». Para nosotros, es la acción por la que una persona, generalmente de poca edad, recibe las aguas bautismales, momento en el que es borrado el pecado original y es hecho hijo de Dios y miembro de la Iglesia. Y este uso habitual lo aplicamos también cuando oímos la expresión «bautismo de Jesús», aunque en realidad nada tiene que ver. En su…

    Leer más »
  • DOMINGO IV DE ADVIENTO

    Una de las características que tiene el tiempo litúrgico de adviento es que no tiene una extensión concreta de días. Su duración la determinan los días que se extiendan entre el cuarto domingo de adviento y la celebración de la Navidad. Por eso, el tiempo del adviento varía de un año a otro. Este año, nos encontramos casi con el tiempo de adviento más largo que puede darse, puesto que la Navidad se celebra un viernes. Puede parecer que esta casualidad temporal no tenga mayor relevancia, pero los cristianos debemos mirar con ojos diferentes la realidad y ser capaces de ver la intervención de Dios en nuestra historia. También en los pequeños detalles. Por ello, deberíamos plantearnos vivir de manera más intensa este adviento tan particular que estamos viviendo, dadas las circunstancias sociales que lo están marcando. Este año se…

    Leer más »
  • DOMINGO III DE ADVIENTO

    Una de las características de este tiempo antes de Navidad, incluso en una situación tan particular como la que estamos viviendo, es la abundancia de sonidos. Percibimos los sonidos del bullicio de la calle, de las melodías propias de esta época, de unas ciertas prisas, aunque mitigadas, y, sobre todo, el sonido de la multitud de mensajes que nos lanzan. Sin embargo, todos estos mensajes comparten una característica fundamental: en cuanto llegan a nuestros oídos, parecen desvanecerse. No dejan huella en nosotros. El fragmento del evangelio de Juan que la Iglesia propone para este tercer domingo de adviento también nos presenta una sonido: la voz de Juan Bautista resonando al lado del río Jordán. A diferencia de lo que ocurre con los mensajes que no paramos de recibir en estos días, la voz de Juan resuena con un tono diferente.…

    Leer más »
  • DOMINGO II DE ADVIENTO

    Hoy en día es habitual oír hablar de «influencer». Se trata de personas que, nadie sabe bien porqué, son capaces de inclinar las decisiones de sus seguidores en una dirección u otra. Como ocurre en otras muchas realidades puramente humanas, estas personas fundamentan su éxito en crear ilusiones de felicidad. El problema surge cuando los seguidores de estos «influencer» quedan decepcionados al comprobar que nada es tan maravilloso como les habían prometido. A diferencia de lo que no haría ningún creador de tendencias de la actualidad, el evangelio de san Marcos, cuyo comienzo escuchamos hoy, no «vende» falsas ilusiones de felicidad, sino que, de manera contundente, propone una forma de vida que nada tiene que ver con la divinización de la comodidad que hoy está tan extendida. Por boca de Juan el Bautista se anuncia que el cristiano debe vivir…

    Leer más »
  • JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

    Terminamos este ciclo litúrgico celebrando que Jesucristo es «Rey», y sin embargo la liturgia nos propone una escena donde lo contemplamos revestido de debilidad, acusado ante Pilatos. Esta pobreza y fragilidad, llena de confianza en Dios y de libertad ante el hombre, es la que nos ayuda a entender cuál es la grandeza de su Reinado. Cuando empezó en Galilea su mensaje era que el Reino estaba cerca, que, de una vez por todas, Dios había decidido acercarse a nuestra vida, para hacernos sentir su salvación. El encuentro entre ese Dios misericordioso y la pobreza del hombre se produce en Jesucristo. Por eso, verdaderamente él es el Reino, porque él es Dios mismo salvando al hombre. Y ¿cómo salva nuestro Dios? Para los romanos “rey” era sinónimo de emperador o jefe con todos los honores y poderes. Jesús es rey,…

    Leer más »
  • DOMINGO XXXIII DEL TIEMPO ORDINARIO

    Poco a poco nos vamos acercando al final del año litúrgico, el domingo que viene, con la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, lo terminaremos en la espera de un nuevo adviento. Es por ello que el evangelio que leemos este domingo nos lanza la mirada hacia adelante, nos hace contemplar cuál es la meta hacia la que nos dirigimos. Eso sí, el lenguaje que utiliza San Marcos para explicárnoslo, no termina de ser fácil, y puede resultar tan extraño para nosotros, que no profundicemos en el sentido lleno de esperanza que el Señor nos quiere transmitir. Ya sabemos que Jesús había anunciado, con sus palabras y con su vida, la llegada del Reino; Dios que se acerca a nuestras vidas para hacernos experimentar la salvación. No obstante, muchos miran a su alrededor y siguen viendo cansancio, soledad y sufrimiento.…

    Leer más »
  • DOMINGO XXXII DEL TIEMPO ORDINARIO

    El evangelista San Marcos recurre con cierta frecuencia al arte de los contrastes, y la escena que nos relata el evangelio de hoy es una buena muestra de ello. Por un lado, nos encontramos con los letrados, por otra parte, está el testimonio de una pobre viuda. No se anda Jesús con reparos a la hora de describir la actitud de aquellos escribas, ellos, que debían ser profesionales de la Escritura, son descritos con dos términos que no pueden pasar desapercibidos, a saber, “aparentan” y “se aprovechan”. Me siguen pareciendo tentaciones muy reales hoy; una, la de vivir una fe de escaparate, sin compromiso ni profundidad, basada solo en la comodidad, pero sin una verdadera conversión del corazón. La otra tentación es la de servirnos de Dios para nuestros intereses personales en lugar de servir. Frente a ellos Jesús alaba…

    Leer más »
  • DOMINGO XXXI DEL TIEMPO ORDINARIO

    «¿Qué mandamiento es el primero de todos?». Esta pregunta, puesta en labios de aquel escriba, es la que desencadena una de las enseñanzas más importantes de todo el evangelio. Es cierto que el término «mandamiento» no es una palabra que hoy goce de gran popularidad, a muchos les crea desazón ya que normalmente identificamos los mandamientos con una orden o precepto, que alguien nos da, y que nos obliga. Lo cierto es que en el Nuevo Testamento nunca tienen este matiz, sino más bien aparecen como una invitación, los mandamientos no son imposiciones, no se ama por decreto, sino por una decisión libre que responde a lo que somos. Visto así, los mandamientos se convierten en un encargo, por parte del Señor, para vivir y anunciar aquello que creemos, y que nos edifican como personas y discípulos. Y, ¿cuál es el…

    Leer más »
  • DOMINGO XXX DEL TIEMPO ORDINARIO

    Son muchos los testimonios evangélicos que hablan de cómo el encuentro con Dios es capaz de transformar la vida. Uno de ellos es la curación del ciego Bartimeo que leemos este domingo. Jesús, rechazado por los dirigentes de los judíos, prefiere ir a esa humanidad que se halla “tirada” en las periferias de la vida. Vamos a situarnos en la escena. El Señor y sus discípulos llegan a Jericó, y al borde del camino, esperando de los transeúntes unas pocas monedas que les ayudasen, se encuentran los “desplazados” de aquella sociedad, entre ellos está Bartimeo. Éste sigue sentado junto al camino, con su pobre manto extendido, a la espera de que alguien le deje caer unas monedas.  Entre los gritos, que solo piden limosna, el suyo es diferente. Quieren acallarlo, pero se hace más potente, porque su voz nace de…

    Leer más »
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X