Comentario Bíblico Ciclo B

  • DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO

    Cuando contemplamos las representaciones de Jesucristo que se han realizado a lo largo de la historia del arte, llama la atención que en todas ellas, desde la estilización gótica, pasando por la contundencia barroca y llegando al idealismo más reciente, Jesús aparece representado como un hombre fuerte. Esta fortaleza física que aparece en las obras de arte tiene una doble intención. Por un lado, reafirmar la profesión de fe en la verdadera humanidad de Cristo. Jesús es el Hijo de Dios que se ha hecho hombre verdaderamente, no es un disfraz ni una mera apariencia, sino humanidad perfecta. Por otro lado, quieren manifestar una convicción evangélica; la fortaleza de Jesús no es física, sino interna, actúa de dentro hacia fuera, como queda patente de manera especial en el relato de la pasión. Cristo es consciente de que la fortaleza que…

    Leer más »
  • DOMINGO XV DEL TIEMPO ORDINARIO

    Es interesante observar cómo en este tiempo estival se produce una curiosa paradoja: la organización de las vacaciones. Cuando se tienen unos días de descanso, las familias o los amigos se afanan por organizar el tiempo de descanso. Hasta tal punto se busca tenerlo todo organizado, que el descanso se convierte en un periodo estresante. Esto ocurre, entre otras cosas, porque llevamos al periodo vacacional la tendencia de la vida ordinaria a tenerlo todo muy controlado. Es decir, llevamos al descanso la obsesión de nuestra vida ordinaria de que no nos falte de nada. Como si el éxito vital o vacacional dependiera de tener a mano todas las cosas que consideramos que hacen que nuestra vida sea plena y feliz. En el fragmento del evangelio de hoy, Jesucristo envía a sus discípulos, por primera vez y en solitario, a anunciar…

    Leer más »
  • DOMINGO XIV DEL TIEMPO ORDINARIO

    Todos conocemos cómo terminó el ministerio público de Jesús. La cruz no supuso solo el final de su vida terrena sino, también, el mayor fracaso del ejercicio de su misión mesiánica. La cruz es muerte pero, sobre todo, fracaso e ignominia. Sin embargo, la cruz no fue único fracaso que experimentó Jesús. A lo largo de su ministerio público fueron muchas las ocasiones en que fue golpeado por resultados adversos e inesperados. Jesucristo, que asumió una existencia humana como la nuestra, no se libró de las contrariedades de la vida. El evangelio de hoy nos habla de uno de esos fracasos que vivió Jesús; el rechazo de sus paisanos. El argumento que los habitantes de Nazaret ofrecieron para no aceptar la palabra de Jesús fue que, para ellos, era demasiado cercano, conocido y pequeño. Que era solo el carpintero del…

    Leer más »
  • DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO

    Hoy, en el evangelio, aparece una de esas expresiones que marcaron a las personas que la escucharon; son las palabras que Jesús dirigió a una niña que acababa de fallecer: «Talitha qumi (que significa: contigo hablo, niña, levántate)». Tal fue el impacto que produjeron aquellas palabras que cuando los apóstoles, años después, comenzaron a anunciar la Buena Nueva sobre Jesucristo, continuaron repitiéndolas en el mismo arameo original en que fueron pronunciadas por primera vez. Incluso nosotros, hoy, en cualquier lugar del mundo, independientemente de la lengua que se hable, seguimos escuchándolas en su lengua original. Los personajes que aparecen en este fragmento del evangelio pueden ayudarnos a comprender porqué estas palabras marcaron tanto a un grupo de personas. El primer personaje es Jairo, el padre de la niña, quien, temiendo por la vida de su hija, acude a Jesús. Su…

    Leer más »
  • DOMINGO XII DEL TIEMPO ORDINARIO

    Cuando se teclea en cualquier buscador de internet la expresión: «cuadro de la tempestad calmada», es asombroso el número inmenso de imágenes que aparecen de cuadros que representan este pasaje evangélico. Todos estos cuadros, desde los grandes maestros barrocos flamencos hasta las representaciones más modernas, tienen una característica común: el deseo de representar la espectacularidad del acontecimiento. Sin embargo, deberíamos preguntarnos si la intención de Jesús es realizar una acción que quede solo en un signo muy llamativo o si tiene una intención más profunda. De hecho, debemos superar la espectacularidad del acontecimiento y centrarnos en el mensaje que Jesús quiere transmitirnos con la realización de este signo tan llamativo. Para ello, podemos fijarnos en dos palabras que aparecen en el texto: «cobardía» y «fe». El fragmento evangélico nos relata que los apóstoles están haciendo algo que es muy habitual…

    Leer más »
  • DOMINGO XI DEL TIEMPO ORDINARIO

    El desarrollo de las comunicaciones sociales, tanto físicas como digitales, ha posibilitado el conocimiento de sociedades, culturas y religiones como nunca antes se había logrado. Hoy, es factible conocer a personas de lugares muy distantes, cuya forma de entender la vida es muy diferente a la nuestra. Esta posibilidad de conocimiento ha llevado también a que tengamos contacto, más o menos profundo, con otras formas de entender la religión. En este contexto, no es extraño que surja la comparación entre otras religiones y el cristianismo. Esta comparación podríamos exponerla en forma de pregunta: ¿es difícil ser cristiano? Sin pretensión ninguna de intentar condensar en unas pocas líneas los miles de libros que se han escrito sobre este tema, pero teniendo delante la primera parte del fragmento del evangelio de hoy, podemos fijarnos en dos imágenes que nos ayuden a responder…

    Leer más »
  • CORPUS CHRISTI

    Uno de los pesares que más se oye durante este tiempo de pandemia es la imposibilidad de demostrar físicamente el amor hacia los seres queridos; nietos, padres, amigos… Las medidas sanitarias y la distancia de seguridad han hecho que una dimensión tan humana como es la afectiva, quede coartada. Pero también ha conseguido que caigamos en la cuenta de que poder expresar el cariño a los seres amados, no es solo una cuestión de costumbre social, sino una verdadera necesidad, tanto para quien da ese cariño como para quien lo recibe. Cuando leemos las palabras del evangelio de este día, nuestra mente y nuestro corazón parecen trasladarse a la tarde del Jueves Santo, día en que se conmemora la institución de la Eucaristía. Pero el día de hoy, Corpus Christi, no es una repetición de lo que ya conmemoramos hace…

    Leer más »
  • SANTÍSIMA TRINIDAD

    Tras la celebración que la Pascua, este domingo la Iglesia nos invita a contemplar la verdad originaria de nuestra fe; el misterio de la Santísima Trinidad. Cuando oímos la palabra «misterio» en referencia a una verdad de la fe, nuestra mente tiende a identificarlo con un axioma que está tan lejos de la capacidad humana que solo queda aceptarlo de manera acrítica. Sin embargo, «misterio» indica aquellas verdades a las que hemos llegado porque Dios nos las ha comunicado, lo que no significa que no puedan ser comprendidas por la razón humana. Por tanto, ante los misterios de la fe, lo más importante es la confianza en Dios y en la veracidad de lo que Él nos ha comunicado. Por ello, celebración de la Solemnidad de la Santísima Trinidad debe ser para los cristianos una llamada a crecer en el…

    Leer más »
  • PENTECOSTÉS

    Sin necesidad de ser especialista en biología o medicina, todos conocemos la importancia que la sangre tiene para el cuerpo humano. Por ella, el oxígeno y los nutrientes que necesitamos para la subsistencia llegan hasta el último rincón de nuestra anatomía, al mismo tiempo que arrastra los elementos nocivos para la salud. Puede resultar una comparación demasiado reduccionista, pero se podría decir que el Espíritu Santo es para la vida de los cristianos lo que la sangre es al cuerpo humano. Hoy celebramos el comienzo de la efusión del Espíritu Santo sobre la Iglesia y, consiguientemente, sobre todos los que la conforman. Celebrar Pentecostés no es hacer memoria de un acontecimiento puntual que ocurrió hace muchos años, sino que es tomar conciencia del don continuado que nos hace Dios Padre por Jesucristo desde aquel momento. Este don que Dios nos…

    Leer más »
  • ASCENSIÓN DEL SEÑOR

    Cuando leemos los relatos evangélicos, podemos ver claramente que los discípulos afrontaron la pasión y muerte de Jesús con cobardía, pero, sobre todo, con tristeza. Esta actitud no está motivada solo por el hecho de la muerte de un amigo, sino, también, porque en la crucifixión de Jesús vieron morir sus ilusiones y esperanzas. Experimentaron las fluctuaciones que son tan propias de cualquier existencia humana. Sin embargo, la intervención de Dios, por la resurrección de Jesucristo, cambió definitivamente sus vidas. Durante cuarenta días, después de la resurrección, Jesús Resucitado volvió a compartir la vida con sus discípulos. Sin embargo, transcurrido este breve periodo, Jesús Resucitado ascendió al cielo. En esta ocasión, la separación de Jesús no causó tristeza a sus discípulos, como ocurrió en la crucifixión, sino que fue para ellos el pitido de salida para su nueva actualidad. ¿Qué…

    Leer más »
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
X