NoticiasNoticias Obisposínodo

“CAMINANDO UNIDOS”: La fase diocesana del Sínodo ya está en marcha

El obispo diocesano preside la Misa estacional de apertura de la fase diocesana del Sínodo de los obispos

En la mañana del domingo XXIX del T. O., 17 de octubre, coincidiendo con la memoria de San Ignacio de Antioquía, se celebraba la Misa estacional de apertura de la fase diocesana del Sínodo de los Obispos que se celebrará en octubre de 2023 con la reunión de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. El tema que centra los debates y reflexión que requieren los trabajos pre-sinodales no es otro que el objeto de la propia reunión de la Asamblea Sinodal, elegido por el Santo Padre Francisco: “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”. Está en juego la participación en la misión de la Iglesia como meta una apuesta por un camino que hemos de hacer unidos, que eso es lo que significa la palabra “sínodo” (caminar unidos).

Presidida por el Obispo diocesano Mons. Adolfo González Montes, la santa Misa de apertura fue concelebrada por el Obispo Coadjutor, Mons. Antonio Gómez Cantero, el Obispo emérito de la diócesis de Boma (República Democrática del Congo), Mons. Cyprien Mbuka, de la Congregación del Inmaculado Corazón de María, conocido en la diócesis desde hace años, el Vicario General de la diócesis, D. Ignacio López, a los que también se sumaron D. Manuel Pozo Oller, Deán del Cabildo y D. Juan Romero, en representación de los sacerdotes jubilados y el Prefecto de Pastoral de la Catedral.

Al igual que en todas diócesis católicas del mundo, con esta Misa estacional comienza la fase diocesana pre-sinodal, que concluirá con la síntesis que, de las aportaciones de las diócesis coordinadas por la Comisión creada al efecto, realice la Conferencia Episcopal Española, en la cual se ha creado asimismo una Comisión Episcopal responsable de coordinar el trabajo de las diócesis y elaborar el documento de síntesis. Esta fase terminará en febrero de 2022, para dar paso a la segunda fase o fase continental, en la que convergerán las distintas aportaciones procedentes de las diócesis. En esta fase continental participarán los representantes de las distintas Conferencias Episcopales y, una vez concluidos los trabajos están listas las aportaciones para enviar a la Secretaría General del Sínodo.

En la diócesis se han celebrado tres sesiones informativas dirigidas por el Obispo Coadjutor, que han tenido lugar en Huércal-Overa, El Ejido y la capital de Almería. Una vez celebrada la Misa de apertura, en la que después de la sagrada Comunión se rezó la oración al Espíritu Santo, compuesta para pedir la luz y asistencia del Espíritu que requieren los trabajos que han de conducir al Sínodo, dan comienzo estos trabajos a escala diocesana, centrados en el documento preparatorio y los cuestionarios elaborados como ayuda a la reflexión.

De esta fase en especial toda la comunidad diocesana se hace responsable participando sus miembros, procedentes de las distintas realidades eclesiales (parroquias, movimientos apostólicos y comunidades; laicos, religiosos y religiosas, diáconos, presbíteros y Obispo), unos y otros en las sesiones de reflexión y debate; y unidos todos los diocesanos en la plegaria común y la súplica al Espíritu Santo, con la intercesión de la Virgen María, Madre del Señor y Madre de la Iglesia, de San José en este año jubilar de manera especial, y de nuestros santos y mártires.

Concluida la Misa, todos los participantes se volvieron a la imagen de Nuestra Señora de la Encarnación para pedir su ayuda y encomendarle los trabajos que ahora se emprenden en la diócesis.

A continuación ofrecemos la Homilía del Prelado almeriense

Homilía en la Misa de apertura del Sínodo de los Obispos Fase diocesana

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
X