Obispo Emérito

  • HOMILÍA DE SAN INDALECIO

    Querida comunidad, hermanas y hermanos. Queridos seminaristas mayores y menores, saludo al presidente de la agrupación de cofradías y a los 14 hermanas y hermanos mayores de las hermandades, adoración nocturna, religiosas y religiosos, cabildo de la catedral, respetadas autoridades, almerienses todos, especialmente los que os habéis acercado a esta Eucaristía, para celebrar que san Indalecio haya llegado a nuestra tierra y nos haya traído la buena noticia de Jesús, en los inicios de la predicación evangélica. En san Indalecio, nos encontramos con un evangelizador y un mártir. Quizás, en primer lugar, debíamos de contemplar al evangelizador. Lo tuvo más difícil que todos nosotros ahora, lo digo, porque muchas veces nos quejamos de las dificultades, pero se dejó llevar por el impulso de la fe, que no puede estar encerrada en nuestros ámbitos personales, sino como la luz, ha de…

    Leer más »
  • “Lo que a todos afecta, por todos debe ser decidido y aprobado”.

    Nuestra iglesia que peregrina en Almería celebra hoy un día grande, hemos sido convocados a salir por todos los caminos a anunciar con gozo que Cristo vive y que vale la pena ser discípulos del Señor de la Vida y de la Historia. El evangelio de Pascua que acabamos de proclamar, es una síntesis de las idas y venidas de los primeros días de la resurrección, días de mucho trajín. Y aprendemos de todos esos días una lección: sólo en comunión, unidos, podremos salir de la situación de impase en la que nuestra iglesia europea, y por tanto también, en cierta medida la almeriense, nos vemos embarcados. Pues nos encontramos varados por los lastres de la historia, que algunos dan como esenciales y no lo son, porque el momento es otro y necesita de nuevas respuestas. Y en esto la…

    Leer más »
  • UNA VIDA NUEVA ES POSIBLE

    Mirad, hace casi dos mil años que la Luz de una vida nueva ha salido a borbotones de la oscuridad de una tumba. Cuando ya no esperábamos más que el vacío y la nada, todas las cosas se han empapado de esta luz: el cielo, la tierra y las fosas abisales más profundas. ¿Pero nosotros vemos esta luz? Hermanos, esta luz que es vida nueva se nos regaló ya el día de nuestro bautismo, el día en que “por el bautismo fuimos sepultados con Cristo en su muerte, para que lo mismo que Cristo resucitó de entre los muertos, por la gloria del Padre, así también nosotros caminemos en una vida nueva.” Rm 6,4 En Pascua celebramos la resurrección de Cristo como algo que nos ha transformado, que nos ha cambiado la vida y nos la sigue cambiando. Ahora, en…

    Leer más »
  • HOMILÍA D. ANTONIO EN LA MISA CRISMAL

    Isaías 61, 1-9 Cambiaré el luto por el óleo de la alegría y os daré un perfume de fiesta; Salmo 88 Mi fidelidad y mi amor lo acompañarán; Apocalipsis 1, 4b-8  Por su sangre hizo de nosotros un reino de sacerdotes; San Lucas 4, 16-21 Hoy se cumple este pasaje que acabáis de oír Queridos hermanos del presbiterio, diáconos permanentes, vida consagrada, seminaristas, hermanas y hermanos todos de esta Iglesia del Señor que camina en Almería. Me gustaría hablaros al corazón y que todos hiciéramos un esfuerzo para entrar en el misterio y nos colocáramos en el momento de la Última Cena, cuando el Señor en ese gran momento de intimidad con sus amigos, cuando tan sólo le quedaban unas horas de estar en este mundo y anticipa el Sacrificio: esto es mi Cuerpo, esta es la Sangre de la Nueva Alianza; y lo articula…

    Leer más »
  • HOMILÍA EN EL DOMINGO II DE ADVIENTO

    Lecturas bíblicas: Ba 5,1-9; Sal 125,1-6 (R/. «El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres»); Flp 1,4-6.8-11; Aleluya: Lc 3,4-6 («Preparad el camino del Señor…»); Lc 3,1-6 Queridos hermanos y hermanas: Hemos entrado de lleno en el tiempo santo del Adviento, tiempo de conversión como necesaria preparación para la celebración de los misterios de la Natividad del Señor. Hoy vamos a bendecir el nuevo Viacrucis de esta iglesia parroquial, lo que en principio parecería falto de sentido por el hecho de que las estaciones del Viacrucis están al servicio del ejercicio de piedad. Mediante este ejercicio piadoso hacemos objeto de contemplación y oración el camino que recorrió el Señor desde el pretorio del prefecto romano, donde Jesús fue sentenciado a morir en la cruz, hasta el Calvario donde fue crucificado. Sin duda que el tiempo de Cuaresma es…

    Leer más »
  • «ALEGRES EN LA ESPERANZA DE LA SALVACIÓN»

    Queridos diocesanos: Comenzamos el Adviento, tiempo fuerte de preparación a la celebración de los misterios de la Natividad del Señor y de orientación de la entera existencia del cristiano a la vuelta de Cristo en su gloria, porque a ambas perspectivas mira el Adviento. Hablando san Cirilo de Jerusalén de que casi todas las cosas don dobles en Cristo, se refiere a ambas venidas de Señor, menciona sus dos nacimientos: uno de Dios Padre en la eternidad, como Hijo engendrado antes del tiempo; y otro, en el tiempo nacido de la Virgen María. Por eso la preparación para su retorno en gloria nos hace asimismo pensar en la gloria que el Hijo tenía junto al Padre antes de la creación del mundo. La segunda venida de Cristo trae consigo la consumación de la historia del mundo y la realidad de…

    Leer más »
  • En el Reino de Dios entran los redimidos por aquel que los rescata con su sangre

    Lecturas bíblicas: Dn 7,13-14; Sal 92,1-2.5 (R/. «El Señor reina, vestido de majestad»); Ap 1,5-8; Aleluya: Mc 11,10 («Bendito el que viene en nombre del Señor…»); Jn 18,33-37. Queridos hermanos y hermanas: Con la solemnidad de Cristo Rey y la semana que sigue a este domingo XXXIV del T. O. concluye el año litúrgico; y el próximo domingo celebraremos ya el primero del tiempo santo del Adviento, que nos prepara para la celebración de los misterios de la Natividad del Señor. Esta fiesta del Señor que instituyó el papa Pío XI con un ánimo de promover la instauración del reinado de Jesucristo en las personas y en la sociedad de forma que el fruto de esta soberanía espiritual del Redentor del mundo trajera consigo la paz deseada y sólidamente fundada, capaz de conjurar las amenazas de la guerra tras la…

    Leer más »
  • Cristo vendrá en gloria para juzgar a los vivos y a los muertos

    Lecturas bíblicas: Dn 12,1-3; Sal 15,5; 8,9-11 (R/. «Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti»); Hb 10,11-14.18; Aleluya: Lc 21,36 («Estad despiertos en todo tiempo…»); Mc 13,24-32 Queridos hermanos y hermanas: Estamos llegando al final del año litúrgico y la palabra de Dios en estos últimos domingos nos coloca ante el juicio último de la historia y su desenlace en el marco de una visión apocalíptica de conmoción general del universo creado. Para la descripción de esta visión global del desenlace de la historia los autores sagrados se sirven de imágenes que ponen de manifiesto la condición creada y perecedera del orden natural del mundo creado, que se expresa en un género literario de amplia presencia en la Biblia conocido como género apocalíptico. Así el pasaje del evangelio de san Marcos que acabamos de escuchar, cuyo más amplio desarrollo…

    Leer más »
  • HOMILÍA EN LA FIESTA DE LOS MÁRTIRES

    Lecturas bíblicas: 2Tm 2,8-13 y 3,10-12; Sal 33,2-9 («El Señor me libró de todas mis ansias»); Aleluya: Mt 5,10 («Dichosos los perseguidos por causa de la justicia…»); Evangelio: Mt 10,28-33. Queridos hermanos y hermanas: La beatificación de los mártires del siglo XX de Almería el 25 de marzo de 2017 ha sido uno de los grandes acontecimientos de la vida cristiana en nuestra diócesis. La causa del deán José Álvarez-Benavides y de la Torre y compañeros mártires vino precedida por la beatificación por Juan Pablo II en Roma, veinte años antes, el 10 de octubre de 1993, de los obispos Diego Ventaja Milán, de Almería, y Manuel Medina Olmos, de Guadix, y siete religiosos de las Escuelas Cristianas de la comunidad de Almería. En las distintas beatificaciones realizadas en Roma, Valencia y Tarragona fueron beatificados otros hijos de estas tierras,…

    Leer más »
  • LA IGLESIA, FAMILIA CONTIGO QUE NECESITAMOS

    Queridos diocesanos: El Día de la Iglesia diocesana es ocasión propicia para procurarnos una más clara conciencia de la identidad de la Iglesia diocesana, lograr una identificación con ella más ajustada a su realidad tanto social como espiritual. En ella nos hallamos insertos, porque todos los bautizados en nuestra Iglesia particular somos parte de la misma y por medio de nuestra pertenencia a la Iglesia diocesana formamos parte de la Iglesia universal. Podemos preguntarnos cómo puede ser, y así recibir del magisterio de la Iglesia la respuesta que nos es necesario conocer. La Iglesia para la salvación del mundo en Cristo La jornada dedicada a la Iglesia diocesana tiene, en primer lugar, que ayudar a todos los bautizados a lograr una más clara inteligencia del misterio de la Iglesia. Es preciso detenernos en ello. El Vaticano II declara que el…

    Leer más »
Botón volver arriba